Cables de Bujía

En los motores de gasolina, las bujías son los elementos del vehículo que generan la chispa necesaria para el encendido y funcionamiento del motor. Es a través de los cables de bujía por donde se trasmite la corriente de alto voltaje producida por la bobina hacia las bujías. Por el extremo interno de esta última pasa la corriente a la cámara de combustión para encender la mezcla aire-gasolina que el motor utiliza para su funcionamiento. 

Existe dos tipos de cables, los que van desde el distribuidor a las bujías, y el cable que va desde la bobina al distribuidor. 

Si los Cables de Bujías resultan dañados es importante cambiarlos lo antes posible, para evitar:
  • Problemas con los sensores y unidades de control del vehículo.
  • Mayor consumo de combustible por fugas de corriente que impiden una chispa con la energía necesaria, lo que ocasiona una combustión imperfecta.
  • Deformación de los capuchones o cables en trayectos largos donde el motor genera altas temperaturas.
  • Riesgo de incendio al no contar con el tratamiento antiflama adecuado.
  • Poca resistencia a la corrosión, a los productos químicos y la temperatura.