Solenoides

Dispositivo de parada eléctrico (ELAB)

La válvula electromagnética de corte de alimentación de combustible va montada en la parte superior de la cabeza distribuidora de la bomba de inyección.
Cuando está conectada, es decir, con el motor diésel en marcha, el electroimán mantiene abierto el orificio de entrada al recinto de alta presión. Al quitar el
contacto mediante el interruptor correspondiente, la bobina del electroimán queda sin corriente. El campo magnético se anula y el muelle presiona el inducido
contra el asiento de la válvula, con lo que se obtura el orificio de llegada a la cámara de alta presión y el émbolo distribuidor deja de alimentar combustible.

Con la regulación electrónica diésel (EDC) se para el motor mediante el mecanismo posicionador de caudal (procedimiento: caudal de inyección a cero). En este
caso el ELAB sirve únicamente para efectuar la desconexión de seguridad en caso de fallo del mecanismo posicionador.
Este tipo de bombas se viene usando desde hace bastante tiempo en los motores diésel, su constitución básica no ha cambiado, las únicas variaciones han
venido dadas por la aplicación de la gestión electrónica en los motores diésel.